Al comienzo del actual mandato, en el pleno del cartapacio, el grupo municipal de Ciudadanos fue el único partido del consistorio que se manifestó en contra a la formación de un gobierno de 15 miembros. La portavoz de Cs, Cristina Sancho, lo valoró como “un gasto desmesurado para las arcas del ayuntamiento” y en ese mismo pleno Sancho avisó que “esta estructura no era la adecuada para afrontar los grandes retos económicos y de seguridad”.

 

En el pasado pleno extraordinario del mes de julio se votó el decreto de alcaldía sobre la modificación de organización y las competencias del gobierno municipal. El grupo municipal de Ciudadanos se posicionó en contra de esta modificación ya que en palabras de Sancho “la nueva reestructuración corrige algunas deficiencias organizativas iniciales pero sigue sin responder a una organización orientada a responder a los grandes retos de Mataró”.

 

La portavoz de Cs explicó que desde su grupo municipal “pensamos que esta reordenación del gobierno responde a movimientos internos del Partido Socialista y por otro, la creación de 6 Comisiones Informativas tiene como objetivo quitar capacidad de control y operatividad a los partidos pequeños de la oposición”. Por último ha querido recalcar que “esta reorganización no tiene como objetivo afrontar los grandes retos de la ciudad”.