En el comienzo de la actual legislatura y ya en el primer pleno, de aprobación del cartapacio, Ciudadanos fue el único partido del Consistorio que se manifestó en contra de la formación de un gobierno de 15 miembros; por el gasto desmesurado que suponía para las arcas del ayuntamiento y porque las delegaciones llevadas a cabo en el mismo no tenían ni pies ni cabeza. Ya avisamos en ese momento que esta estructura no era la adecuada para afrontar los grandes retos económicos y de seguridad. Un año más tarde, el tiempo nos vuelve a dar la razón y la situación económica y de seguridad de la ciudad es aún peor. El gobierno ha desperdiciado ya un año del actual Mandato

 

La nueva reestructuración, corrige algunas de las deficiencias organizativas iniciales, pero sigue sin responder a una organización orientada a responder los grandes retos de Mataró, principalmente los de seguridad y de desarrollo y crecimiento económico y empresarial tan necesarios para afrontar la crisis económica y social a la que nos estamos viendo abocados en los últimos meses, derivada de la crisis sanitaria del COVD.