• La portavoz de Cs, Cristina Sancho, considera “urgente” solucionar una problemática que en los próximos meses “afectará a una cada vez mayor parte de la población”

 

El Grupo municipal de Ciudadanos (Cs) Mataró, ha pedido en Junta de Portavoces un plan con medidas concretas para hacer efectiva la conciliación laboral y reducir la brecha salarial en la situación derivada de la crisis del Covid-19. Esta Declaración Institucional ha sido aprobada por todos los votos a favor excepto la abstención de En Comú Podem. La portavoz local de Cs, Cristina Sancho, ha apuntado que, desde la expansión de la pandemia, muchos trabajadores y trabajadoras “tienen que lidiar con una rutina laboral incompatible con la conciliación familiar”, debido, entre otras consecuencias, al cierre de guarderías y centros escolares.

Sancho ha alertado que, con el avance en las fases de la desescalada, esta problemática “se verá acentuada” a causa de las limitaciones respecto al número de alumnos que podrán acudir presencialmente a las escuelas y guarderías. En ese sentido, la concejala considera que esta situación perjudicará más a las madres, “ya que siguen siendo las que mayoritariamente se hacen cargo del cuidado de los hijos, siendo la corresponsabilidad aún una utopía en este país”. Para ejemplificarlo, la edil ha detallado que solo el 4% de los padres piden reducción de jornada por paternidad, mientras que el 95% de las personas sin trabajo por cuidar a alguien dependiente son mujeres.

La portavoz ha apuntado que estas circunstancias pueden empujar a muchas madres a renunciar a su carrera profesional, “lo que puede ocasionar un freno en los avances para reducir la brecha salarial”. Por ello, Cs propone a la Junta de Portavoces que se pida a la Generalitat un plan urgente y específico con medidas concretas y reales de conciliación. De igual modo, instan al Ayuntamiento a promover e incentivar la modalidad del teletrabajo y a facilitar, en coordinación con el Govern, un teléfono de asesoramiento para asegurarse “que nadie tenga que renunciar a su empleo por la falta de políticas públicas de conciliación”.